Los días con Dios Julio 2024

Availability: In stock

$5,000.00

– Consultar por gastos de envíos –

Hasta 12 pagos sin tarjeta con Mercado Crédito. Saber más
Compra con Mercado Crédito sin tarjeta y paga mes a mes
1
Agrega tu producto al carrito y al momento de pagar, elige Mercado Crédito.
2
Inicia sesión en Mercado Pago.
3
Elige la cantidad de pagos que se adapten mejor a ti ¡y listo!

Crédito sujeto a aprobación.

¿Tienes dudas? Consulta nuestra Ayuda.

Cantidad :
Categoría:

Publicación mensual de 130 páginas. La liturgia del mes, los Evangelios comentados, artículos de reflexión y más…

 

NO NECESITAN MÉDICO LOS SANOS…

No necesitan médico los sanos, sino los enfermos.

En esta frase se revela el corazón de Jesús. La preocupación principal de Jesús es la de curar el alma, más que la curación del cuerpo. Cuando en sus milagros cura también el cuerpo, lo hace para que quienes son curados vivan en mayor plenitud la salud espiritual. Todos somos pecadores, y esto, hace que El Señor se dedique a tratar de sanarnos con ese profundo amor que salva y cura. Él, en su infinita misericordia, quiere acercarse a nosotros, comer con nosotros, y ayudarnos a desprendernos de nuestros males.

El Señor se queda en la Eucaristía como alimento, para reunirnos a nosotros, pecadores, a su mesa. La Eucaristía, es una recompensa para las almas puras, pero también es una comida de Jesús con los pecadores. No somos dignos de recibir a Jesús. ¡Somos tan poca cosa! y sin embargo, el Señor nos invita a su mesa.

Alimentemos en nosotros la confianza en la infinita bondad de Dios que quiere siempre perdonar nuestros pecados. Y vayamos a confesarnos cada vez que necesitemos el perdón de Dios. Así podremos vivir con la alegría de sentirnos perdonados por el mismo Jesús que en el sacramento de la Reconciliación nos espera siempre.

Editorial

Loading...
Top