Nueva Lectura Agosto 2018

Categoria: - Jul 24, 2018

Apóstol de la buena prensa

Algo más sobre la vida de nuestro querido Director, quien seguirá presente en cada edición de las publicaciones del Centro de Difusión de la Buena Prensa, mientras Dios nos permita continuar con la tarea que Oscar nos dejó como legado.

Oscar Reynaldo Alonso nació en San Rafael, provincia de Mendoza, el 26 de abril de 1947. Transcurrió su niñez y adolescencia en Lincoln, provincia de Buenos Aires. Mientras cursaba estudios secundarios se manifestó su vocación periodística, publicando durante tres años un periódico mimeografiado orientado a los jóvenes, “Inquietudes”, órgano de la Asociación Católica Linqueña de Estudiantes Secundarios (ACLES) impulsada por el párroco de Lincoln, presbítero Manuel Guirao, luego obispo de Orán, en la provincia de Salta.

En la Universidad de La Plata se graduó de licenciado en Ciencias de la Comunicación, consagrando visiblemente de allí en más su vida al periodismo católico. Como director de la Radio Provincia de Buenos Aires, supo darle una impronta cultural católica sin desmedro de popularizar las emisiones, lo que se tradujo al poco tiempo en aumento de la audiencia. A comienzos de los años ochenta, lanzó la revista “Sigla”, de circulación en La Plata, Buenos Aires, distribuida por suscripción y a la salida de las misas por un grupo de jóvenes.

En 1988 se incorporó a la redacción del semanario católico Esquiú, llegando a ser su director. De importante tirada y gran aceptación de los lectores católicos de todo el país, en febrero de 1993, luego de 33 años de publicación y debido a múltiples problemas de todo orden, especialmente económicos y financieros que afectaron su desarrollo, dejó de aparecer el emblemático semanario.

Por su iniciativa, un grupo de hombres y mujeres que pertenecíamos al desaparecido Esquiú, aunamos sueños y esfuerzos en pos de un medio que reflejara los mejores ideales de inspiración cristiana, convencidos de que el vacío dejado por la publicación ausente debía ser llenado por una revista de circulación nacional cuyo receptáculo testimonial fuera útil para la labor apostólica que miles de cristianos realizaban esforzada y silenciosamente en
todos los ámbitos pastorales del país.

Nació así el Centro de Difusión de la Buena Prensa, una asociación civil sin fines de lucro que, como el primero de los muchos frutos que vendrían  después, en diciembre de aquel año se presentaba en sociedad con “Nueva Lectura”, la que lleva casi un cuarto de siglo de ediciones ininterrumpidas con distribución en todo el país. En 1995 recibió el premio Santa Clara de Asís, otorgado por la Liga de Madres de Familia, y en 2015 fue distinguida
con el galardón Cruz del Sur que otorga el Comité Ejecutivo del Libro Católico. Luego siguieron muchas publicaciones: Todo María, Todo Jesús, Después de Jesús, Sangre de Mártires, Santos Testigos de Dios, Colección Poco y Bueno, Los Días con Dios y una amplia variedad de Devocionarios. Todas fruto de su incansable vocación de comunicador dela Buena Noticia.

Poco antes de morir Oscar se hallaba bosquejando un nuevo proyecto católico de divulgación.

En tu memoria con todo cariño y agradecimiento, tu equipo de colaboradores.

Sumario

APERTURA

Apóstol de la buena prensa………………… 5
LA TAPA
La flor más bella de América………………10
REVISIONISMO
Amor de leona…………………………………..22
MUNDO
Corpus Christi,
el desierto del aborto……………………….. 26
VALORES
Egoístas a
causa del dinero………………………………. 31
IGLESIA
La Iglesia no puede ordenar mujeres,
eso nunca cambiará…………………………36
VALORES
La verdadera
revolución sexual………………………………. 41
FAMILIA
Ante los ojos
del mundo entero…………………………….. 45
LUGARES
Los cinco desiertos de sal
más grandes del mundo ………………….52
SOCIEDAD
Comprender el concepto de Paz……….. 60
MUNDO
El conquistador del Everest………………..70
VIDA
La eutanasia……………………………………. 74
SALUD
Medicina ancestral……………………………85
DOCTRINA
Controversia doctrinal entre
obispos de Alemania…………………………88
EFEMÉRIDES
Florentino Ameghino………………………..96